CONTACTO Y CONSULTAS

Durante el dictado de la materia (Marzo a Julio) los días de consulta son Lunes y Jueves, a las 17 :15 horas (luego del dictado de la materia en 2º año).  Tanto en dichos meses como en los restantes, se sugiere contactar a los docentes para asegurarse espacio en la consulta, escribiéndoles a sus emails (Pablo Rodríguez Bilella: antrosocial@yahoo.com.ar; Victor Hugo Montaño: hugomontao45@yahoo.com.ar; Alicia Avellaneda: aliciavellaneda@gmail.com). También para acordar consultas o bien hacerlas, pueden completar el siguiente formulario, incluyendo tu nombre y tu correo electrónico para poder recibir respuesta de nuestra parte (leer más abajo los criterios para aprovechar la consulta):

MUY IMPORTANTE!!! Existen algunos criterios fundamentales para aprovechar las consultas de la cátedra, las cuales deben ser tenidos en cuenta por los alumnos:

1) La consulta no es un momento de clase: para ello los temas han sido presentados y debatidos durante el dictado de la asignatura.

2) La consulta se da sobre la base de las lecturas realizadas por los alumnos: se espera que los alumnos asistan con los materiales bibliográficos que tienen dificultades para entender. También se espera que cuenten con una copia del Programa de Antropología Social y Cultural

3) Se debe leer la bibliografía indicada por el programa: no se debe estudiar solamente por apuntes de clase, y mucho menos por resúmenes de la bibliografía realizada por otros alumnos.

4) Los criterios de evaluación de la cátedra están explicitados en una tabla que da cuenta de las bandas de notas correspondientes a la exposición del tema o bolilla, uso de la bibliografía, y la integración y vinculación de contenidos. La tabla la pueden bajar haciendo click aquí.

5) Para la cátedra resulta indistinto si el alumno en condición regular prefiere rendir sacando bolilla o preparando tema. En caso de sacar bolilla deberá elegir al azar dos de ellas, y desarrollar una inicialmente tomándose unos minutos de “capilla”.  Luego de profundizar en esa primera bolilla, se le preguntará sobre la segunda bolilla seleccionada.

6) Si el alumno prefiere preparar un tema, ello equivale a que sacó la bolilla en su casa, por lo cual el tema tiene que estar MUY BIEN desarrollado, articulando la bibliografía obligatoria con la complementaria del mismo, y vinculándolo con el resto de la unidad y, deseablemente, con otros puntos del programa. En clase de consulta pueden llevar un borrador del esquema para obtener la opinión del docente sobre cómo se lo ha estructurado.

7) Los alumnos que rinden libre sacan una bolilla, sobre la cual se les harán una serie de preguntas. Esa instancia funciona como el examen parcial que los alumnos regulares aprobaron durante el cursado. Si se aprueba la instancia escrita, se pasa a la defensa oral donde se le puede preguntar del resto del programa.

8 ) Uno de los elementos importantes para prepara el examen es el famoso “trencito”… Esto se refiere a que “saber” la materia implica dominar tres “vagones” que forman dicho trencito. El primer vagón implica definir correctamente lo que los autores estudiados dicen o escribieron, manejar los conceptos con precisión, dar cuenta de las ideas tal cual sus autores las expresaron.  Esto no significa necesariamente “saber de memoria” cada una de las definiciones, pero sí la utilización del lenguaje técnico pertinente. El segundo vagón del trencito implica poder explicar con otras palabras, de la forma en que el alumno lo entiende, lo que el autor dijo. Es el paso de lo que los autores dicen a cómo lo interpreto y soy capaz de retrasmitirlo. El tercer y último vagón es la prueba final: si he sido capaz de conceptualizar algo tal cual los autores lo dijeron, si lo puedo explicar con mis propias palabras, debo entonces ser capaz de ejemplificarlo. Resumiendo: lo que los autores dicen, cómo entiendo yo lo que los autores dicen, como ejemplifico lo que los autores y yo dije.   Tener presente esta consigna puede ser muy útil para estudiar la materia, evitando caer en extremos “memoristas” sin saber bien qué se está diciendo, o solamente usar mis palabras sin hacer uso de conceptos clave e importantes, o no poder ejemplificar lo que se acaba de enunciar. Otro riesgo es ejemplificar sin conceptualizar… Por eso, atención al trencito y feliz viaje!

9) Los exámenes son públicos, por lo cual pueden ser presenciados por los interesados en rendir la materia más adelante. Se sugiere fuertmente esta opción antes que ir a rendir “como para conocer la mesa”, ya que permite hacerse una mejor idea del nivel de exigencia de la mesa de examen, los tipos de preguntas que los docentes hacen, y también hacerse un juicio propio del carácter de la mesa (ya sea reafirmado o desechando los “rumores” que por ahí suelen correr).

%d bloggers like this: