El problema de donar camisetas (playeras): World Vision USA y el Super Bowl

Antes de cada Super Bowl (el partido final del campeonato de la National Football League, fútbol americano en EE.UU), dos juegos de 100.000 camisetas y gorras con la leyenda “Equipo X campeón” se imprimen, una para cada equipo. El equipo ganador verá su nombre como campeón de la temporada inscripto en las camisetas que inmediatamente son puestas a la venta, para regocijo de sus seguidores. Así, ni siquiera deben esperar unos pocos días para contar con ellas y, literalmente, al día siguiente de consagrado campeón su equipo, podrán vestir orgullosos la camiseta ganadora.

¿Qué pasa con las otras 100 mil camisetas y gorras del sub-campeón (vale decir, del PERDEDOR!). Obviamente, no hay mercado para ellas; o al menos, pareciera no haberlo. Desde hace unos 15 años, las mismas son donadas a la organización filantrópica World Vision, quien este año las distribuirá en países como Zambia, Armenia, Nicaragua y Rumania, tal cual lo comentan en su blog.

¿Hay algún problema en todo esto? Desde hace unos días, blogs y twitters de profesionales del desarrollo han estado presentando diversas facetas del problema, mostrando que las Buenas Intenciones No Son Suficientes. Este es el nombre del blog de Saundra Schimmelpfennig (@saundra_s), quien  está recopilando los distintos blogs que se han sumado a esta polémica. Por otro lado, Saundra ha presentado una de los posiciones más incisivas en este debate, al realizar un análisis económico de cuánto se beneficia el donante original de las camisetas, y cuánto se beneficia también económicamente World Vision, a la vez que pone en duda cuánto se benefician los “beneficiarios” (valga la redundancia y la horrible palabra también). Ante tanto ajetreo, World Vision dio su repuesta a las críticas, la cual ha sido recibida con mucho escepticismo (ver por ejemplo aquí, aquí y aquí también).

Entonces, ¿cuáles son los principales puntos en discusión vinculados a una donación de este tipo?

1) Produce un daño importante a la industria y comercio local, quienes no pueden competir contra los volúmenes enviados como regalo. En África, puntualmente, la industria textil se las ve en figurillas para sobrevivir ante los precios subsidiados de EE.UU y la invasión de productos chinos.

2) La empresa que produjo las camisetas, al donarlas a una institución filantrópica, recibe una importante bonificación impositiva (a cambio de camisetas de valor nulo en el mercado, pues son de los perdedores del Super Bowl!)

3) La organización filantrópica agrega el valor de las camisetas a los fondos por ella distribuidos, mejorando sensiblemente su tasa de gastos generales. Puede mostrar así cuánto ha “distribuido” a sus “clientes”.

4) Las camisetas no son un producto “necesitado” por los pobres a quienes les llegará. La mayoría de ellos necesita vacunas, agua potable, comida en épocas crítica del año, etc., no camisetas.

La discusión, finalmente, se enmarca en la más amplia de las donaciones en especies (gift in kind, GIK), las cuales terminan siendo en muchos casos contraproducentes (remedios vencidos, abrigos en pésimo estado, etc.) y que insumen enormes gastos de logística (el envío de containers al otro lado del mundo, la necesidad de espacio para su recepción, dificultades para distribución, etc.).

Sirvan estas líneas como introducción al debate y presentación de la discusión en lengua castellana, la cual hasta el momento parece no haberse sumado al mismo.

Vale la pena también reseñar el poder de Twitter para facilitar el acceso a múltiples voces, aceitar la interacción, y favorecer el crecimiento profesional. Para aquellos familiarizados con el mismo, pueden seguir el hashtag #100kShirts y convertirse en prosumidores (consumidores/productores) de información y conocimiento en esta instancia.

Categories: Uncategorized | Tags: , , , , , , , | 1 Comment

Post navigation

One thought on “El problema de donar camisetas (playeras): World Vision USA y el Super Bowl

  1. Pingback: Tracking the World Vision / NFL Shirt Donation Controversy | Good Intentions Are Not Enough

Dejá un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: